Portada del sitio > Noticias > gobierno vascongado acredita un mínimo de 4.009 casos de personas (...)

Pakito Arriaran.org
naiz.eus, 26 junio 2016

gobierno vascongado acredita un mínimo de 4.009 casos de personas torturadas

Documentos: Proyecto de investigación de la tortura en el País Vasco (1960-2013). Memoria-Resumen de la actividad realizada (junio 2016) / Protocolo de Estambul. Manual para la investigación y documentación eficaces de la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes (ONU 2004)

Lunes 18 de julio de 2016, por Redacción

¿Chapeau? / ¿A buenas horas mangas verdes? Ambos razonamientos, sensaciones y sentimientos afloran a la vez, y contradictoriamente, al releer la noticia de la presentación de la investigación, aún incompleta, sobre la tortura en la CAV - País Vasco en las últimas décadas, elaborada a instancias y/o por encargo del gobierno vascongado. Los de Lakua polemizando y abriéndose paso a codazos, tanto de cara a las próximas elecciones al parlamento vascongado como a más largo plazo, sacando pecho y con txapela, txistu y txalaparta cuantificar, identificar y reconocer ---verdad y reconocimiento para las víctimas de tortura y tratos inhumanos y degradantes--- a una parte de la población reprimida y torturada en Euskal Herria. Tienen los medios a su alcance, recursos económicos y tecnológicos, cuadros políticos y sociales recuperados, y voluntad ---ahora sí, y por motivos varios y diversos--- de estudiar y evidenciar una realidad tan palpable como siniestra.

Paco Etxeberria y Jonan Fernández han presentado las conclusiones preliminares del Proyecto de investigación de la tortura en el País Vasco 1960-2013, en el que han elaborado un censo provisional de 4.009 personas torturadas [1]. A 202 personas se les ha aplicado el protocolo de Estambul [2], [3], lo que ha servido para garantizar la veracidad de las denuncias.

El director del Instituto Vasco de Criminología [4], Paco Etxeberria [5], ha presentado esta mañana, junto al secretario general de Paz y Convivencia del Gobierno de Lakua Jonan Fernandez [6], [7], un avance de las conclusiones del Proyecto de Investigación de la Tortura en el País Vasco, encargado por Lakua. Aunque la investigación, que contempla los años 1960-2013 [8], no se cerrará hasta diciembre de este año, Etxeberria ha avanzado que hasta el momento se ha elaborado un censo de 4.009 personas torturadas durante medio siglo.

El mismo Etxeberria ha explicado que el 17% de estas personas ha denunciado haber sido torturada en más de una ocasión, lo que sumado a los casos que todavía no constan en el censo, ha adelantado que la cifra de casos de tortura acreditados se situará probablemente por encima de los 5.000.

La cifra de 4.009 personas está «por debajo de la dimensión real de los afectados si tenemos en cuenta que hay más personas que han anunciado su incorporación al censo», se lee en el apartado de conclusiones provisionales, a lo que Etxeberria ha añadido que «todavía hay gente con dudas y con miedo». «Hay personas que han venido a dar testimonio pero se han hundido y se han ido», ha explicado, añadiendo que estas no están en un censo elaborado con «la máxima rigurosidad». «Pido comprensión, es terrible lo que queda en el relato y el recuerdo de las personas que lo han vivido», ha concluido.

Aunque la investigación realizada por Etxeberria junto a Carlos Martín Beristain y Laura Pego no concluirá hasta final de año, en el avance de hoy han explicado que se han analizado 22.000 documentos, que han servido para «garantizar los elementos de convicción suficientes para acreditar los hechos».

Para blindar dicha garantía, la investigación también ha aplicado el Protocolo de Estambul de Naciones Unidas a 202 personas. En el 9% de los casos, las denuncias fueron consideradas de «máxima consistencia», en el 40% «muy consistentes» y en el 49% «consistentes». Solo el 2% fue calificado de «inconsistente».

La impunidad como norma

Hasta ahora, los investigadores han insertado en la base de datos 3.577 casos de tortura, de los que 1.589 corresponden a la Guardia Civil, prácticamente el mismo volumen que la Policía española, a la que se responsabiliza de 1.561 casos. Muy por debajo, pero presente, la investigación incluye 310 casos en los que es la Ertzaintza el cuerpo policial responsable de la tortura.

Sobre el recorrido judicial de las denuncias, Etxeberria ha denunciado «una impunidad de proporciones increíbles». Las cifras son elocuentes: solo hay 21 sentencias condenatorias (12 a la Guardia Civil y 9 a la Policía española), en las que 50 funcionarios fueron condenados.

La presentación de las conclusiones preliminares se ha realizado en el marco de un curso de verano de la UPV-EHU titulado «Verdad y reconocimiento para las víctimas de tortura, tratos inhumanos y degradantes» [9]

- MEMORIA-RESUMEN PROVISIONAL DE LA INVESTIGACIÓN

El jefe de la Ertzaintza se desentiende por ahora del informe de la tortura del Gobierno Vasco

El día después de que se presentara el adelanto del informe sobre la tortura encargado por Lakua, el jefe de la Ertzaintza, Jorge Aldekoa, ha elogiado las medidas de este cuerpo policial en este terreno sin citar siquiera los 300 casos referidos por el informe. A preguntas posteriores, ha indicado que «no lo he leído» y «prefiero esperar» a que esté acabado. Su actitud ha indignado a asistentes a la sesión.

JPEG - 34.5 KB
jorge aldekoa

La actitud mostrada hoy por el jefe de la Ertzaintza, Jorge Aldekoa, deja abierta las dudas sobre la disposición de este cuerpo policial a asumir el informe encargado por el propio Gobierno de Lakua y que está llevando a cabo el Instituto Vasco de Criminología. Aldekoa ha intervenido en el mismo curso de verano de la UPV en que ayer se presentó el adelanto del trabajo, que refiere 310 casos relativos a la Ertzaintza entre un total de casi 5.000. Sin embargo, Aldekoa ni siquiera lo ha mencionado en su media hora de intervención, que ha dedicado a elogiar sin tapujo alguno las medidas adoptadas por la Ertzaintza para prevenir maltratos, desde el código deontológico y el reglamento de inicios de los 90 (los casos incluidos en el informe se producen sobre todo en la segunda mitad de esa década) hasta el protocolo de 2003, que sitúa como modelo para la Audiencia Nacional y otras policías.

Obviamente, la primera pregunta cuando se ha dado la palabra al público ha sido referida a esos 310 casos. Aldekoa ha matizado primero que «son denuncias» y se ha escudado después en que «las explicaciones las tendremos que dar al final, el informe está sin acabar y tampoco lo he leído, prefiero esperar».

Todo ello no ha hecho sino aumentar el enfado de parte de los asistentes al curso. La abogada Lorea Bilbao le ha recordado casos producidos hace bien pocos años, ha añadido referencias a la «brutalidad» de la Ertzaintza en intervenciones callejeras y le ha espetado que «no me creo que no sepas que la Ertzaintza ha torturado». El jefe ha respondido en tono críptico: «Yo sé lo que sé y sé lo que creo», para añadir que «jamás he tolerado un caso de tortura, jamás».

Posteriormente, una joven que se ha presentado como «víctima y superviviente de la tortura» ha recordado que el estudio basado en el Protocolo de Estambul de hace un par de años ya dejaba clara la credibilidad de las denuncias y ha preguntado, entre sollozos, «hasta cuándo vamos a tener que esperar para que se nos reconozca y repare». Esta vez ha sido Jonan Fernández, secretario de Paz y Convivencia, quien ha salido al paso evocando iniciativas como este estudio: «Hay un esfuerzo para que así sea».

La misma indefinición sobre las consecuencias del informe se ha desprendido de otras preguntas trasladadas a Jorge Aldekoa. Así, cuando se le ha planteado si habrá una investigación interna cuando el trabajo esté culminado, ha dicho que «todavía no hemos contemplado esa posibilidad».

Cabacas

También el caso de Iñigo Cabacas ha planeado sobre la sala, tras la concentración de protesta [10] realizada en el exterior del edificio Carlos Santamaría del campus donostiarra de Ibaeta. Aldekoa ha asegurado que «no me siento indigno de estar aquí porque uno de los operativos que he diseñado en 35 años de trabajo haya acabado con una muerte tan injusta».

- Pakito Arriaran

(18 de julio de 2016)


[2

¿Qué es el Protocolo de Estambul?

- CÓDIGODH, octubre 20, 2014

El Protocolo de Estambul es una guía que contiene las líneas básicas con estándares internacionales en derechos humanos para la valoración médica y psicológica de una persona que se presuma o haya sido víctima de tortura o algún mal trato. Su aplicación requiere reconocer el contexto en el que se dan los hechos, es decir, realizar una investigación psicosocial, puesto que cada caso es diferente.

Este Manual para la investigación y documentación de la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos y Degradantes, fue elaborado por más de 75 expertos representando a más de 40 organizaciones de 15 países. Este fue presentado al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos el 9 de agosto de 1999 y fue adoptado en el año 2000.

Este manual se ha preparado para facilitar a los Estados el que puedan poner en práctica uno de los aspectos más fundamentales de la protección de los individuos contra la tortura: una documentación eficaz. Esta documentación saca a la luz pruebas de tortura y malos tratos de manera que se pueda exigir a los torturadores que den cuenta de sus acciones y servir así el interés de la justicia”.

El Protocolo de Estambul marca algunas directrices para su aplicación, cabe mencionar que estas no son rígidas o fijas, sino más bien están a consideración de las características del caso a evaluar. De dichas directrices destacan las siguientes:

1. Información general del caso: fecha del examen, si existe algún tipo de restricción para su aplicación, si hay o no consentimiento de la persona para su aplicación.

2. Calificación del clínico o los clínicos: se tendrá que mencionar la formación académica y la experiencia en la documentación de casos de tortura.

3. Historia psicosocial previa a la detención: datos personales y familiares.

4. Alegaciones de tortura y malos tratos: resumen de los hechos, mencionando los datos de la detención, lugares, cronología, Narración de los malos tratos de tortura, revisión de los métodos de tortura.

5. Exploración física exhaustiva: cabeza, cara, oídos, nariz, garganta, ojos, cavidad oral y dientes, tórax y abdomen, sistema genitourinario, sistema musculoesquelético, Sistema nervioso central y periférico, etc. Para poder verificar el estado de salud de la persona se deben realizar diversos estudios clínicos especializados.

6. Historia / exploración psicológica: en este apartado se incluyen todos los antecedentes psicológicos previos y posteriores a la tortura, examen del estado mental, el funcionamiento social, y todas las secuelas que deja el hecho traumático, etc.

- Protocolo de Estambul. Manual para la investigación y documentación eficaces
de la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes
, Serie de Capacitación Profesional Núm. 8/Rev.1, Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Nueva York y Ginebra, 2004

[3Prevención de la Tortura

La tortura es una de las más graves violaciones de los derechos fundamentales de una persona. Destruye la dignidad, el cuerpo y la mente y tiene efectos prolongados en la familia y la comunidad. La vida sin tortura es un derecho humano universal y fundamental para todos como lo garantiza el derecho internacional y lo define la Convención de la ONU contra la Tortura. Sin embargo, su práctica se mantiene generalizada, en especial en lugares ocultos. La AMM está comprometida desde hace mucho contra toda forma de tortura y malos tratos y toma medidas para evitarla. La AMM condena también enérgicamente toda participación de médicos en actos de tortura, ya sea activa o pasiva, como una violación grave del Código Internacional de Etica y del Derecho Internacional de Derechos Humanos.

Protocolo de Estambul: Manual para la investigación y documentación eficaces de la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes

El Protocolo de Estambul (1999), que ha sido aprobado por la ONU, proporciona el primer conjunto de directrices reconocidas internacionalmente para los expertos médicos y legales sobre cómo determinar si una persona ha sido torturada. Establece evidencia independiente válida que puede ser utilizada en tribunales en casos de supuestos torturadores. El Protocolo de Estambul se ha convertido en un instrumento crucial en el esfuerzo global para terminar con la impunidad de los responsables. Junto a otras organizaciones, la AMM participó de manera activa en el proceso de preparación.

La función del médico en la prevención de la tortura

El Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura (OPCAT) tiene como objetivo “establecer un sistema de visitas periódicas a cargo de órganos internacionales y nacionales independientes a los lugares en que se encuentren personas privadas de su libertad, con el fin de prevenir la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes” (artículo 1 del Protocolo).

Como parte del sistema, se invita a los Estados Partes a establecer a nivel nacional un organismo de visita para la prevención de la tortura (llamado comúnmente, Mecanismo nacional de prevención, NMP). La AMM considera que la participación de médicos en estos mecanismos de visita es esencial para abordar los temas de salud relacionados con la tortura y el maltrato, para evaluar el sistema de salud y el impacto de las condiciones generales de detención sobre la salud de los detenidos. Por lo tanto, la AMM insta a las asociaciones médicas y a otros profesionales de la salud a participar en el proceso a fin de asegurar:

• La ratificación del protocolo por su país o

• El establecimiento de mecanismos nacionales de prevención o

• La participación de profesionales de la salud en el NMP

- AMM (Asociación Médica Mundial).

[5La tortura en los últimos 35 años, entrevista a Paco Etxeberria (Publicado 10-02-2014) Paco Etxeberria es uno de los forenses más reputados del mundo, pero también un intenso conocedor de la lacra de la tortura en Euskal Herria, dado que visitó a detenidos en Donostia y alrededores desde inicios de los 80 hasta una década después. A pocos días del 13 de febrero, día referencial contra la tortura desde la muerte de Joxe Arregi, repasa la evolución de esta práctica en una extensa entrevista para Gara y Naiz cargada de ejemplos:

Caso Lasa y Zabala: Paco Etxeberria identificó los cuerpos (Publicado 15-10-2013) Caso Lasa y Zabala: Paco Etxeberria identificó los cuerpos. Paco Etxeberria, el forense que identificó los cuerpos de Lasa y Zabala en el año 1995, dice que no necesitó mucho tiempo para interpretar que esa vez sí se trataba de ellos. No se sintió presionado.

[6- Elkarri, wikipedia (Última modificación: 23/11/2015)

MPEG4 - 10.7 MB
Entrevista Radio Euskadi: Jonan Fernández: ’Está en juego la salud democrática del Estado español’ 15/12/2014

[7

Perfil: Jonan Fernández, exdirector de Baketik y Elkarri, Redacción eitb, 29/01/2013

MPEG4 - 7.2 MB
jonan fernández nuevo responsable del área de paz y convivencia del gobierno vasco eitb 29-01-2013